Denuncia del Ponente Especial de la ONU

Ago 11, 2022Clima

La UUSC y sus miembros están profundamente comprometidos a centrar y elevar las voces de las comunidades indígenas que viven en la vanguardia de la crisis climática. Fenómenos del cambio climático como la erosión del suelo, el aumento del nivel del mar, las tormentas masivas y la intrusión de agua salada, junto con proyectos de origen humano como la perforación de combustibles fósiles y la construcción de diques, han alterado irremediablemente tierras que han sido ocupadas por los pueblos indígenas durante generaciones.

La UUSC está trabajando con cuatro tribus de Luisiana y una tribu de Alaska para llamar la atención sobre los impactos del cambio climático a los que se enfrentan estas comunidades. Cientos de pueblos indígenas se han visto obligados a reubicarse a nuevas tierras o a trabajar incansablemente para encontrar soluciones que les permitan permanecer en sus hogares.

Desafortunadamente, el gobierno de Estados Unidos no ha colaborado con estas comunidades para hacer frente a los impactos del cambio climático y, en muchos casos, ha cometido numerosas violaciones de los derechos humanos. Cada día se niega a los indígenas su derecho a la autodeterminación y se les suele excluir de las conversaciones sobre los efectos del cambio climático que están diezmando sus comunidades. El resultado es la marginación de comunidades enteras y la pérdida total de tierras sagradas, cementerios, tradiciones culturales y medios de vida, ya que las tribus se ven desplazadas y obligadas a emigrar a otros lugares.

Estas cinco tribus se han unido para presentar una queja a los ponentes especiales de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos de los Pueblos Internos Desplazados (Cecilia Jiménez-Damary) y sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (Vicky Tauli-Corpuz). Nuestros socios del Instituto de Justicia de Alaska (AIJ) y el Centro Lowlander (Lowlander Center) han sido fundamentales para reunir a estos grupos y presentar la denuncia, que la UUSC ha apoyado con orgullo.

A continuación se incluye un enlace a la carta de denuncia y a los perfiles de las cinco comunidades con las que están trabajando la UUSC, AIJ y el Centro Lowlander (Lowlander Center); además de enlaces a la repercusión que ha tenido el tema en los medios de comunicación.

Resumen Ejecutivo

Denuncia

Comunicado de Prensa

Respuesta de los Medios de Comunicación

Isla de Jean Charles Band of Biloxi-Chitimacha-Choctaw (Luisiana)

Los Indigenas de Luisiana (Indians of Louisiana) de la Isla de Jean Charles Band of Biloxi-Chitimacha-Choctaw (Tribu IDJC) es descendiente de estas tres tribus históricas que habitaron el sur de Luisiana y el sureste de lo que hoy es Estados Unidos. Los Chitimacha han llamado históricamente hogar a lo que hoy es el sureste de Luisiana. En 1830, el gobierno estadounidense aprobó la Ley de Traslado de Indios (Indian Removal Act) y los miembros de las tribus Biloxi y Choctaw huyeron a la zona del pantano para escapar de la reubicación forzosa. La tribu se encontraba originalmente en la Isla de Jean Charles (Luisiana), una zona del sur del municipio de Terrebonne que ha perdido la mayor parte de su masa terrestre. En la actualidad, sólo unos 80 de los 700 ciudadanos de la tribu viven en la isla, mientras que otros forman una diáspora en las comunidades cercanas.

Tribu India Pointe-au-Chien (Luisiana)

La tribu india de Pointe-au-Chien (PACIT) ha habitado su territorio tradicional en el extremo sur de Luisiana, a lo largo y alrededor del Bayou Pointe-au-Chien, desde tiempos inmemoriales. Hoy en día, esta zona se conoce como el municipio de Terrebonne y Lafourche. La tribu desciende principalmente de las tribus Chitimacha y Biloxi, así como de las tribus Acolapissa y Atakapas, y tiene aproximadamente 750 miembros. Varias aldeas en las que históricamente vivían los miembros de Pointe-au-Chien ya no son habitables debido a la pérdida de terreno y a la intrusión de agua salada. Como consecuencia, los ciudadanos de la tribu se han visto obligados a trasladarse a propiedades familiares en la zona más septentrional de Pointe-au-Chien, a las ciudades cercanas o a otros lugares.

Grand Caillou/Dulac Band of Biloxi-Chitimacha-Choctaw (Luisiana)

La Banda de Grand Caillou/Dulac es una tribu de 1,098 ciudadanos que han vivido históricamente en el pueblo ancestral de Grand Caillou/Dulac y sus alrededores, en el sur de el minicipio de Terrebonne, Luisiana. La tribu desciende principalmente de las tribus Biloxi, Chitimacha y Choctaw, junto con las tribus Atakapas y Acolapissa.

Al igual que otras comunidades tribales del sur de Luisiana, la Banda de Grand Caillou/Dulac se ha mantenido tradicionalmente gracias a la caza con trampas, la pesca y la agricultura en tierras y aguas históricamente exuberantes. Debido al desvío del río Mississippi y a otros proyectos de desarrollo, la extracción de petróleo y gas, la erosión, la intrusión de agua salada y la crisis climática, la tribu ha visto amenazadas estas prácticas tradicionales. Los bosques que existían son cada vez menos debido a la intrusión del agua salada. La pérdida de tierras y las tormentas cada vez más fuertes hacen que la comunidad corra un riesgo frecuente de catástrofe e inundaciones. La pérdida de tierras significa menos caza y captura con trampas. Especialmente desde el Catastrófico Desastre Petrolero de Deepwater Horizon en 2010, los miembros de las tribus han experimentado una menor producción de camarones. La incursión del agua salada y las inundaciones dificultan el mantenimiento de los jardines.

Grand Bayou Village (Luisiana)

El pueblo de Grand Bayou, hogar de la tribu Atakapa-Ishak Chawasha, está situado en el extremo sur del municipio de Plaquemines (Luisiana), al sur de Nueva Orleans, y sólo se puede acceder a él por barco. Los Atakapa han llamado a esta zona su hogar durante miles de años y se asentaron a lo largo de lo que hoy es Grand Bayou, un lugar que las historias orales recuerdan como un “paraíso” con bosques en las alturas y mucha caza. Aquí se encuentran los cementerios sagrados de la tribu y las aguas de pesca ancestrales.

En el último siglo, los sistemas de diques del río Misisipi, la subida del nivel del mar y la destrucción de los humedales causada por la exploración de petróleo y gas han provocado la erosión y el hundimiento de las tierras que rodean el pueblo. La intrusión de agua salada ha matado los bosques y las plantas medicinales y ha hecho imposible la jardinería tradicional. Las grandes tormentas, como el huracán Katrina en 2005, inundaron la comunidad y destruyeron viviendas, lo que hizo que muchas familias se trasladaran a otro lugar. En la actualidad, sólo 17 familias viven en Grand Bayou en casas construidas sobre pilotes de 16 pies. La comunidad corre el riesgo habitual de pérdida de terreno costero, inundaciones y tormentas.

Kivalina (Alaska)

El pueblo nativo de Kivalina cuenta con aproximadamente 400 personas Inupiaq. La comunidad está situada en una isla de barrera de coral entre el mar de Chukchi y la desembocadura de los ríos Wulik y Kivalina. No hay carreteras que lleven o salgan de la comunidad, a la que sólo se puede acceder en avionetas o barcos y que está aproximadamente a 100 millas al norte del Círculo Polar Ártico y a 1,000 millas al noroeste de Anchorage, Alaska. Las comunidades Inupiaq han residido en esta región durante miles de años. Históricamente, la isla en la que se asienta Kivalina ha sido utilizada por los Inupiaq para la caza y la pesca estacionales, pero no como vivienda permanente. El Congreso de EE.UU. autorizó la construcción de escuelas en las zonas rurales de Alaska en 1905, supervisadas por el gobernador del distrito de Alaska. Estas autoridades gubernamentales construyeron una escuela en la isla de Kivalina e informaron a los habitantes de la región de que tenían que llevar a los niños a la escuela o enfrentarse a ser encarcelados. Los habitantes de Kivalina notaron en los primeros años del asentamiento permanente que éste no era un lugar seguro. Ya en 1910, los informes del comité escolar documentan que los residentes deseaban trasladarse debido a los riesgos de erosión. Al día de hoy, la comunidad no ha podido reubicarse.


For more information about the immigration options available to you

Anchorage Office
431 West 7th Ave. Suite 208
Anchorage, AK 99501
Phone: 907-279-2457
Fax: 907-279-2450
Toll Free: 1-877-273-2457

Juneau Office
9085 Glacier Highway, Suite 204
Juneau, Alaska 99801
Phone: 907-789-1326
Fax: 907-789-1324
Toll Free 1-877-273-2457

Juneau Mailing Address
P.O. Box 35832
Juneau, AK 99803

Human rights of all Alaskans including immigrants, refugees and Alaska Native communities.